Este portal utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario, así como recopilar información estadística. Si continúas navegando, aceptas su uso.

Este miércoles, 16 de mayo, se celebrarán numerosas movilizaciones en distintas capitales andaluzas en protesta porque el Gobierno bloquea el diálogo social y el Pacto de Toledo y no atiende a las demandas sindicales y ciudadanas en materia de pensiones y, a su vez, para exigir que se garantice el poder adquisitivo de las pensiones y se derogue la reforma de pensiones de 2013.

Mañana viernes, 27 de abril, la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla y la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, presentan en rueda de prensa, los actos y manifestaciones que ambos sindicatos han organizado en nuestra comunidad autónoma para el 1º de mayo bajo el lema "Es tiempo de ganar. Igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas".

El salón de actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla se ha quedado pequeño para acoger al millar de delegados y delegadas que acudieron a la asamblea celebrada este martes y en la que han participado Carmen Castilla, Secretaria General de UGT Andalucía, Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, y sus homólogos en CCOO.

  • Dan continuidad a las marchas de septiembre y octubre por #PensionesDignas
  • UGT y CCOO mantendrán el pulso en la calle hasta que el Gobierno revalorice las pensiones por encima de los precios y asegure la viabilidad del Sistema Público de Pensiones

El próximo 7 de octubre se celebra el 10º Aniversario de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, convocada a nivel mundial por la Confederación Sindical Internacional (CSI). En esta edición, UGT y CCOO centrarán la jornada en nuestro país en denunciar la mala calidad de empleos y salarios que han traído consigo las políticas del Gobierno, bajo el lema "Stop a la precariedad laboral". Las concentraciones tendrán lugar el viernes, 6 de octubre, en las distintas capitales de provincias andaluzas.

UGT insta al Gobierno a que demuestre su voluntad real de negociación y adopte medidas, desde el consenso, y con urgencia para garantizar el presente y futuro de la Seguridad Social. En este sentido, denuncia que para avanzar en el diálogo social y político en esta materia es preciso que derogue las reformas impuestas y adopte políticas para incrementar los ingresos del sistema de Seguridad Social (SS), no para endeudarlo aún más.