UGT rechaza el modelo autoritario de Oficina Judicial propuesto por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía

Justicia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Sindicato de Justicia de FeSP UGT Andalucía no comparte, en absoluto, las desafortunadas manifestaciones del Presidente del Tribunal de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, que el pasado jueves aseguró en Cádiz que la solución a los graves problemas que sufre la Administración de Justicia pasa porque los jueces tengan más mando sobre el personal que trabaja en los juzgados.

Resulta sorprendente que Lorenzo del Río reconozca que “tenemos un sistema rígido y muy obsoleto de trabajo” en la Administración de Justicia, y que, al mismo tiempo, apueste por una vuelta a un pasado no muy lejano en el que los jueces tenían capacidad para sancionar a los/as trabajadores/as y para decidir sobre el ejercicio de sus derechos laborales.

Al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía le fastidia que ya no estemos en los tiempos del ordeno y mando de los jueces, y por eso falta a la verdad cuando dice: “nadie gestiona ni manda en los juzgados”. Eso es falso. La Ley Orgánica del Poder Judicial, ley que debería conocer el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, establece en su artículo 471 que las competencias respecto de todo el personal al servicio de la Administración de Justicia corresponden al Ministerio de Justicia o, en su caso, a las Comunidades Autónomas con competencias asumidas (como es el caso de Andalucía), en todas las materias relativas a su Estatuto y régimen jurídico, incluyendo la jornada laboral, el horario de trabajo y el régimen disciplinario. Por lo tanto, queda claro que corresponde a la Consejería de Justicia la gestión en materia de personal de los juzgados de Andalucía.

También falta a la verdad cuando afirma que los/as funcionarios/as de Justicia tendrán este año casi dos meses de vacaciones. Lorenzo del Río confunde vacaciones (este año, como siempre, serán 22 días laborables) con días de asuntos particulares, que este año son más por la sencilla razón de que hemos conseguido recuperar, después de una lucha de siete años, los días que nos quitó el Gobierno de Rajoy con la excusa de los recortes económicos. Por cierto, que el ejercicio de esos derechos en ningún caso paraliza los juzgados, puesto que la Consejería de Justicia aplica los porcentajes de permanencia que establece nuestra normativa.

Todavía más ruin es culpar a los/as funcionarios/as de Justicia de la situación de colapso de los juzgados de Sanlúcar de Barrameda y Barbate, que ha sido denunciada en numerosas ocasiones por UGT. Llama la atención que el Presidente del Tribunal Superior de Justicia no se haya leído las memorias anuales de su propio Tribunal, que señalan que la causa del atasco es la enorme carga de trabajo que sufren dichos juzgados en relación al número de funcionarios/as de sus plantillas. Estos juzgados, al igual que muchos otros de nuestro territorio, superan con creces los módulos que el Consejo General del Poder Judicial establece como adecuados para el buen servicio de la Administración de Justicia.

El Sindicato de Justicia de FeSP UGT Andalucía no va a tolerar ninguna falta de respeto al colectivo del personal al servicio de la Administración de Justicia, venga de donde venga. Somos un colectivo que trabaja en muchos casos sin los medios materiales y personales suficientes, y, a pesar de todo, en Andalucía, año tras año, estamos a la cabeza de España en cuanto a asuntos tramitados.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar