UGT informa: El Tribunal Supremo dicta que alterar los turnos de trabajo de forma unilateral es contrario a la ley

Sentencias
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Este tribunal en sentencia de 3 de julio de 2019, dicta que el cambio de los ciclos de trabajo impuesto por una entidad pública atenta contra una práctica aceptada por los trabajadores ya que es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo

Hay profesiones expuestas a turnos laborales especiales, en las que los descansos se disfrutan cuando la mayoría trabaja. Y, al contrario, deben trabajar mientras el resto disfruta de su tiempo de ocio. En estos empleos es fundamental contar con una adecuada planificación de las guardias y, sobre todo, de unos periodos de descanso adecuados para los trabajadores.

Sasemar, entidad estatal ligada a tareas de seguridad y salvamento en el mar, no entendió estas necesidades vitales y modificó el régimen de descanso y los turnos laborales de sus empleados, alterando lo contemplado en el convenio colectivo. Esto llevó a los representantes sindicales de los trabajadores a acudir a la justicia. Ahora, el Tribunal Supremo (TS) dicta sentencia en la que condena a la compañía a que restablezca lo estipulado en el acuerdo de los trabajadores.

El detonante de los hechos se remonta a 2017, cuando la dirección de la entidad pública envía una nota a los responsables de los distintos centros territoriales, donde informaba sobre la modificación de los ciclos de trabajo regulados en el convenio, que se distribuían de la siguiente manera: seis días de trabajo y seis de descanso; nueve de actividad y nueve de descanso, o quince y quince días. Este tercer turno es idóneo, aclara la sentencia del tribunal, para aquellos trabajadores con destino alejado de su domicilio habitual, ya que pueden trabajar una quincena y descansar en su casa el mismo tiempo. La empresa, además, admitía que el cambio de turno por parte de un empleado se podía solicitar "sin más requisito que el acuerdo entre los trabajadores".

El cambio de criterio de la dirección empresarial vino a raíz de una inspección de trabajo en el centro de Tarragona por irregularidades en el cumplimiento de los turnos. Esto llevó a la entidad pública a establecer que los turnos se limitaran a tres días de actividad y tres de descanso. Solo de forma excepcional y en casos puntuales, como los turnos inmediatamente anteriores y posteriores a las vacaciones, se podía solicitar una modificación de esos ciclos laborales.

"Los demandantes consideran que se trata de una modificación sustancial de sus condiciones de trabajo de alcance colectivo", subraya la sentencia del Supremo. La empresa alega que fue "un mero ajuste de lo que venía ocurriendo para acomodarlo a la legalidad".

El TS añade, además, que "la nota interna de la empresa sí altera los derechos del colectivo contenidos en ella y provoca un conflicto real". Vulnera, por tanto, una práctica consolidada y admitida por parte de la plantilla desde siempre.

Fuente: Expansion.com

Clica aquí y accede a la Sentencia

 

Clica aquí para ponerte en contacto con tus representantes provinciales