UGT Andalucía no consentirá ataques a nuestro trabajo sindical por parte del gobierno andaluz

Noticias de la Secretaría General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ante las recientes declaraciones del consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, en las que vuelve a insistir en que los liberados sindicales de sanidad deberían incorporarse a su puesto de trabajo, le queremos recordar, pues parece que no ha leído la carta que el 12 de marzo le hicimos llegar a la Consejería de Salud, de la que debería estar informado, que el Sindicato UGT ya se puso a disposición de la Administración para colaborar e incorporarse a sus plantillas si fuera necesario.

Además, se suma que muchos liberados sindicales de sanidad de UGT ya se han incorporado a sus puestos de trabajo, a sus plazas, en el caso de que haya hecho falta y sin necesidad de que un gobierno nos diga cómo debemos actuar.

Nos parece deleznable que después de esas declaraciones, muy demagógicas, por cierto, no se haya contado esta realidad a la opinión pública y nos entristece enormemente que nuestra tierra esté capitaneada por un ejecutivo que no cree en la libertad sindical.

No queremos pensar que estas declaraciones sean fruto de su afán por neutralizar la acción sindical, para evitar que sigamos estando vigilantes con las decisiones políticas que afectan a la ciudadanía, para que no sigamos denunciando cuando las empresas no cumplen con las medidas de protección y seguridad, cuando denunciamos que nuestros sanitarios no tienen EPIs o que las trabajadoras de la dependencia atienden a sus usuarios sin ningún tipo de medidas de protección. No queremos pensarlo, pero este tipo de actitudes dejan entrever cierta inquina por los que a diario luchamos por la ciudadanía andaluza.

A lo mejor lo que quieren es tapar las vergüenzas de no ser capaces de proteger a nuestros profesionales que están sin medios de protección, protegiéndose con plásticos, cartones, mascarillas de papel y un largo etc mientras nuestros gestores y políticos lanzan mensajes para distraer a la población. Es muy fácil escudarse detrás de una pantalla de TV e intentar dejar mal a los que denunciamos estas tropelías.

Para Acceder al artículo completo, hacer clic AQUÍ