UGT reclama ayuda para profesionales y usuarios/as de Atención Primaria ante tanta desorganización del SAS

Noticias de Sanidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Imposible hacerlo peor, imposible más desorganización, imposible peor información, y así un largo etcétera. La situación de nuestra preciada Atención Primaria no ha estado peor en toda su historia. Y al final los que padecen estas deficiencias son los/as profesionales que reciben todo tipo de improperios por parte de usuarios/as hartos/as por no poder entrar en los centros y por no saber qué hacer para que los atiendan presencialmente su médico/a o su enfermera/o. Ni profesionales, ni usuarios/as conocen la solución para que esto funcione mejor y, en medio de este maremágnum, aparece un documento que se llama “Plan de Accesibilidad en Atención Primaria” que ha puesto en marcha la Dirección General de Asistencia Sanitaria sin consensuar con nadie y que solo hace un “canto al sol” que poco o nada va a revertir esta caótica situación.

Desde la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía denunciamos que cada vez hay más esperas (y en la calle), el paciente tiene cada vez peor la accesibilidad a los centros, el documento da por buena una demora de tres días, lo de los diez minutos por consulta pasó a la historia. Los triajes los hace el primero que pasa por allí (médico/a, enfermera/o, personal de administración, celador/a conductor) y lo que antes se hacía en una consulta ahora puede necesitar tres (consulta con la enfermería, consulta telefónica y consulta presencial médica). En algunos centros, los refuerzos de consultas los quieren solucionar mediante atención continuada en horario laboral, cuando lo que realmente hace falta es más personal.

Son muchos los centros en los que no sustituyen al personal de Gestión y Servicios y se ven mostradores vacíos, mientras los teléfonos suenan sin parar, ponen más líneas y menos personal, incomprensible. La comunicación por videoconferencia podría paliar algo, porque ahora mismo la atención telefónica aumenta la incertidumbre de usuario/a y profesional. Y actualmente, se dedica más tiempo a la consulta telefónica que a la presencial en muchos centros. Descontrolan a los pacientes con las citas intercaladas con presenciales, no saben cuál le toca si teléfono o presencial. Más lío.

La Administración plantea una proporción de 70% teléfono y 30% presencial. ¿Es que vamos a convertir a nuestros profesionales en “operadores”?. Además, Salud Responde está desbordada, el 70% de las citas están abiertas a esta aplicación y los profesionales de los centros no controlan cuántas tienen que hacer. Parece que la reforma de la Atención Primaria consiste en asistencia telefónica masificada.

En dicho documento quieren responsabilizar a las Unidades de Atención Ciudadana la derivación de los flujos de pacientes, algo esperpéntico.

Para FeSP UGT Andalucía, la Administración es incapaz de organizar, los/as usuarios/as no aguantan más y los profesionales tendrán que soportar los improperios y agresiones de una ciudadanía harta de que no se solucionen sus problemas.

 

VER NOTA PRENSA